El pelo de una mascota habla de su salud. Si queremos que nuestra mascota tenga un pelo sano y brillante, debemos brindarle buenos cuidados según su raza y una adecuada nutrición. El mal olor, el pelo opaco, la presencia de escoriaciones y/o irritaciones en algunas áreas de la piel son síntomas de que algo no anda bien con la salud de nuestra mascota. También debe complementar su alimentación integrando omega 3, ácidos grasos esenciales procedentes, entre otras fuentes, del pescado azul, para mantener la textura de la piel y el pelo sano y brillante.